Vivir de los rallyes: ¿Vocación o tomadura de pelo?


Cualquier aficionado a este ‘mundillo’ ha soñado alguna vez con pertenecer profesionalmente a él en cualquiera de sus grupos; bien sea como piloto o copiloto, mecánico, prensa, fotógrafo…

Llegar a vivir de los rallyes 100%, hoy en día, es muy complicado. Pero lo mejor es no dejar de intentarlo.

Para que entendáis de lo que os voy a hablar hoy y por poner un ejemplo… un vehículo de la categoría R5 en una prueba del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto con 4 bucles, gasta una media de 200 litros de una gasolina de 102 octanos que rinde un poquito más que la que podemos echar de 98 en cualquier surtidor y supone cerca de 900€ por carrera. Además, ruedas nuevas tras cada bucle hasta el límite de 12, impuesto en el reglamento de la Federación para los vehículos de tracción total, que suponen alrededor de los 4000€ por carrera.

Como veis, sólo hemos hablado de ruedas y gasolina y ya hemos puesto el gasto en 5000€. En los grandes equipos se mueve una cantidad de dinero importante que, en la mayoría de los casos (aunque no en todos), nunca va destinada a la parte humana.

El problema se presenta sobre todo en los ‘grandes’ equipos del certamen. Equipos que se nutren de chavales en prácticas que buscan su hueco a cambio de prácticamente nada y que esperan aprender al lado de grandes profesionales, aunque la realidad sea completamente distinta y se les exija un trabajo perfecto estando solos.

Te venden una gran experiencia dentro de una estructura puntera, viajes, hoteles, comidas y una buena línea en el currículum, pero… ¿basta con eso? Desafortunadamente, en la mayor parte de los casos, la vocación puede frente a las condiciones y trabajar en algo que te gusta… sin pararse a pensar que se está desempeñando un labor muy importante y muy mal remunerada.

Cuatro o cinco días de trabajo fuera de casa cargando y descargando furgonetas, realizando un trabajo exigente bajo mucha presión y echando más horas que el sol… POR MUCHO QUE TE GUSTE… vale mucho más que cuatro comidas, un hotel y un sobre con una gratificación simbólica, cuando en ese mismo equipo se están moviendo presupuesto de cientos de miles de euros.

Vaya por delante que también hay equipos que verdaderamente valoran su parte humana y que son el lugar perfecto para trabajar.

Vocación: SÍ, pero que no te tomen el pelo.

Publicado por Jorge Gay

Talaverano porque quise y amante del automovilismo en casi todas sus versiones. Me encanta meterme en todos los charcos y mojarme entero por pequeño que sea el proyecto. Me gusta pelear por todo lo que quiero y no me rindo fácilmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: