Mis inicios: Una afición, una nómina y casi me echan de casa.


Por casa siempre hubo una cámara réflex de los años 80 de mi padre, pero era un juguete demasiado valioso para poner en mis manos. Continuamente veía fotos de carreras hechas por esa Yashica cuando mis padres eran más jóvenes. Cientos de negativos amontonados en sobres bicolor en los que al trasluz se pueden seguir viendo fotos del Porsche de Beny Fernández, del Seat Panda de Carlos Sáinz o del “Culogordo” de Luis Bravo.

Mi afición por estos dos mundillos (carreras y fotografía) viene de cuna. Mi padre con su Yashica, un tío copiloto, otro tío de director de fotografía en Interviú… Todo mezclado a conciencia en una coctelera hace que mi memoria no sepa cuál fue mi primer rallye, pero que si recuerde que nunca me faltó una cámara en la mano; de carrete cuando era pequeño, o una compacta digital que compró mi hermano cuando ya tenía yo unos 12 o 13 años.

Mis primeras “fotos” pueden remontarse a las primeras carreras que recuerdo, pero a saber dónde están y de qué calidad serían porque mi madre siempre andaba detrás de mi para que no rompiese el juguetito.

Pero entonces alguien puso en mis manos por primera vez una cámara réflex digital que pude disfrutar por un día completo. Era de un amigo de mis padres y yo apenas tendría 17 años. Mi hermano y yo nos la llevamos a una reunión de Club Renault Sport que se celebró en Talavera. Recuerdo cómo conecté con aquella cámara y cómo vi las infinitas posibilidades que me ofrecía para retratar lo que quería en cada momento. Desde ese día, se convirtió en una fijación: Necesitaba una para llevar a las carreras.

En mi casa no eran partidarios de gastar un dineral en un capricho que esperaban que me podía durar unos meses, así que decidí buscarme la vida y con 18 años recién cumplidos encontré mi primer trabajo a jornada completa (hasta entonces lo había estado compaginando con los estudios).

Sólo llevaba un mes con mis ocho horas, pero sabía muy bien a qué destinar ese primer sueldo. El mismo día en que recibí la nómina me fui a la sección de electrónica de El Corte Inglés y… ¡la dejé allí al completo! Un kit de Nikon D60 con dos objetivos, un trípode, una tarjeta de 2Gb y una mochilita para llevarla.

Llegué a casa con la misma ilusión con la que entras al salón el día de Navidad. Traía una caja en una bolsa enorme y estaba deseando abrirla, enseñárselo a mis padres y ponerme a disparar a todo para ver si volvía la sensación de aquella primera cámara que me dejaron durante un día.

Lamentablemente no era como mi cabeza había imaginado. A mi padre le gustó mucho y enseguida se puso a examinarla para buscar las diferencias con su vieja Yashica, pero mi madre… ¡JA! ¡Casi salimos de casa la cámara y yo! Que si “es un dineral”, que para qué necesito yo una cámara así, que si “¿no te vale con esa pequeña de tu hermano?… y mil cuestiones que estoy seguro todos habremos escuchado más de una vez. Finalmente, no sé si entró en razón o, simplemente, se rindió a mi cabezonería, pero la cámara se quedó en casa e incluso al poco tiempo estaba haciendo halagos de mis fotos.

No tardé mucho en comenzar a “rentabilizar” aquella afición. Poco más que unos meses de miles de fotos y pruebas y me aventuré a ofrecerlas a pilotos, revistas, federaciones, periódicos… y hasta ahora.

Casi trece años han pasado desde que aquella nómina se quedase en la caja de aquella dependienta con una facilidad pasmosa y el resto, pues ya lo sabéis: Cientos de carreras y miles de kilómetros en la mochila.

No dejéis de pelear nunca por vuestros sueños. Te pueden hacer descubrir cosas que cambiarán tu vida.

Publicado por Jorge Gay

Talaverano porque quise y amante del automovilismo en casi todas sus versiones. Me encanta meterme en todos los charcos y mojarme entero por pequeño que sea el proyecto. Me gusta pelear por todo lo que quiero y no me rindo fácilmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: